Más vale perder un minuto en la vida…

image 2Armando sabe que conduce a exceso de velocidad pero dice que no puede perder tiempo. Siente que el estrés lo domina y para calmar las tensiones se da un traguito de ron de vez en cuando.

Él nunca toma cuando conduce pero piensa que por un día que lo haga no pasará nada.

La velocidad aumenta al mismo ritmo en que lo hacen los pensamientos en su mente.

De pronto suena el celular, Armando responde, se pone a discutir con alguien, pierde el control y sucede entonces lo que nunca debió suceder.

images

Armando abre los ojos, siente que le duele todo el cuerpo, de repente descubre que está en el hospital; sin embargo, no recuerda nada. Entonces le pregunta a un médico qué sucedió.

La respuesta lo deja sin consuelo. Al parecer tuvo un accidente, pero lo más triste es que por su negligencia perdió la vida otra persona.

Ahora no sabe qué hacer. La culpa no lo deja vivir.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s